21-03-2017

Aspectos como seguridad, cercanía a comercios y a locomoción colectiva, son algunos de los beneficios que representa vivir en un edificio de departamentos, los que además constituyen más del 80% de la edificación total en el Gran Santiago.

Invertir en una propiedad es un tema de suma importancia, ya que no sólo compromete una gran inversión, sino que además puede marcar la diferencia entre una residencia definitiva o una temporal.

Y si bien el sueño de la vivienda propia es algo que tienen la mayoría de las personas, es por eso que es importante considerar varios elementos, antes de invertir en un inmueble. Un edificio puede tener mayores ventajas:

 

Seguridad: Es una de las grandes ventajas que ofrece el vivir en un departamento, ya que al estar inmerso en una comunidad, existe mayor resguardo. Además, hay mejores sistemas de seguridad debido a que en la mayoría de los edificios existen guardias, nocheros, cámaras, y control de accesos.

Ubicación: La mayoría de la oferta inmobiliaria está orientada actualmente al desarrollo de edificios, donde se beneficia la conectividad y cercanía a servicios.

Espacios Comunes: Actualmente los edificios cuentan con numerosos sectores dedicados al esparcimiento y entretención, tales como piscina, quinchos, gimnasios, juegos infantiles, salas de eventos, lavandería e, incluso, hoy por hoy se pueden encontrar salas de cine, jacuzzi, entre muchos otros.

Mantención: Actualmente los edificios de departamentos incluyen un gran número de espacios comunes que requieren de mucha mantención, sin embargo, estos no suponen un esfuerzo adicional por parte de los residentes, ya que la administración se encarga de ello y se cobra mes a mes a través de los gastos comunes, por lo que sólo se debe disfrutar de las comodidades que tiene al alcance de la mano.

Rentabilidad: Debido a que el desarrollo de departamentos ha crecido sosteniblemente en los últimos años, llegando a más del 80% de la edificación total en el Gran Santiago, son también más requeridos por las personas a la hora de optar por un inmueble para vivir, lo que se traduce en que es más fácil venderlo o arrendarlo.

¡TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR!