04-12-2017

Factores como la capacidad de pago y proyección de ingresos del contratante, así como cotizar las propuestas de distintas entidades financieras y el monto del dividendo final de cada opción son aspectos claves al adquirir una vivienda.

El sueño de la casa propia depende en gran medida de cómo pagar esta importante inversión. Y para ello, el crédito hipotecario es un producto financiero clave para acceder a la compra de la vivienda. Ante este desafío y sus condiciones, éstas dependerán de la edad de quién lo solicite, su renta y proyección profesional, respecto de sus ingresos en un plazo de 10, 15 o 20 años. Pero en general, la recomendación es comparar las entidades que ofrecen este producto crediticio y sus respectivas ofertas.

Favorables tasas

Hoy es un excelente momento para pedir un hipotecario, dado que las tasas de interés se mantienen en mínimos históricos, la dificultad para tener el 20% de pie es lo que ha frenado el número de créditos. Es por esto que la gente hoy programa sus compras con hasta 36 meses de plazo para poder ahorrar el pie y pagarlo en cuotas sin interés, sin que vayan en desmedro sus finanzas mensuales inmediatas.

¿Dónde adquirirlo?

Si la duda es en qué institución financiera tomarlo, existen dos alternativas, los bancos y las mutuarias. Aquí la diferencia principal, se basa en su ente regulador, donde las deudas de mutuarias no aparecen en el sistema financiero, ya que está supervisada por la Superintendencia de Valores y Seguros. Mientras, las deudas bancarias se reflejan porque están reguladas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, sistema que indica las deudas, saldos disponibles y bancos con los cuales trabaja una persona o empresa específica.

 

 

Favorables tasas

Hoy es un excelente momento para pedir un hipotecario, dado que las tasas de interés se mantienen en mínimos históricos, la dificultad para tener el 20% de pie es lo que ha frenado el número de créditos. Es por esto que la gente hoy programa sus compras con hasta 36 meses de plazo para poder ahorrar el pie y pagarlo en cuotas sin interés, sin que vayan en desmedro sus finanzas mensuales inmediatas.

¿Dónde adquirirlo?

Si la duda es en qué institución financiera tomarlo, existen dos alternativas, los bancos y las mutuarias. Aquí la diferencia principal, se basa en su ente regulador, donde las deudas de mutuarias no aparecen en el sistema financiero, ya que está supervisada por la Superintendencia de Valores y Seguros. Mientras, las deudas bancarias se reflejan porque están reguladas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, sistema que indica las deudas, saldos disponibles y bancos con los cuales trabaja una persona o empresa específica.


¡TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR!