23-02-2018

El verano es una de las épocas con mayor actividad para el sector inmobiliario por los arriendos de temporada, actividad que prosigue en marzo con los arriendos estudiantiles. Antes de elegir entre un arrendatario u otro es indispensable analizar su capacidad de pago, no precipitarse en la elección, y si lo ve necesario, hasta puede asesorarse por expertos del sector, para luego no tener inconvenientes o malas experiencias.

Hay personas que arriendan sus propiedades directamente, sin pasar por una corredora, por eso se hace necesario saber a qué están expuestos y así evitar riesgos, incumplimientos o daños. Ponga atención a los consejos de los expertos:

• Estudiar bien al candidato que desea arrendar la propiedad en cuestión, conseguir su perfil personal y económico. No apresurarse ante el primer postulante, tomar la decisión con tiempo y con antecedentes estudiados.

• Mantener la propiedad en perfectas condiciones para hacer más atractiva su oferta y tener flexibilidad de horarios para poder enseñarla.

• Si lo va a arrendar por su cuenta (y sin intermediarios) se recomienda anunciarlo en los principales portales de internet, sumar carteles en ventanas. Recepción (si es departamento), negocios, centro de estudios o casas de estudios superiores o lugares cercanos a la dirección.

• En el aviso es necesario destacar las mejores características de la propiedad con el objetivo de llamar la atención desde el comienzo. Además resulta un plus informar acerca de los servicios públicos más próximos como: colegios, transporte público, centros de salud, supermercados, dependencias públicas, entre otros.

• Existen seguros de arriendo en caso de deudas y son una buena herramienta para no tener riesgos, ya que resultan preventivos y dan seguridad en caso de conflicto, al abonar los montos impagos.

• Finalmente se aconseja hacer un estudio de mercado de la zona en cuestión, para asegurarse de que el precio que vamos a pedir no esté por encima del mercado.


¡TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR!