16-02-2018

El Baño

Seguramente leíste el título, y se te erizó el cuerpo. Limpiar el baño, debe ser de los lugares más tediosos y (película) de terror en la casa. Limpiar el lavabo, entre las baldosas de la ducha, limpiar atrás del WC, los olores, etc., puede ser fácilmente la pesadilla de alguien muy cansado por la semana. Por eso en esta nota te dejamos algunos trucos para hacer de la limpieza del baño algo mucho más rápido y menos pesado.

 

1. Vidrio y espejo:

Seguro pensamos que un limpiavidrios y un diario es el truco más viejo del libro, pero resulta que el té negro es mejor limpiador que los químicos a los que nos exponemos cada vez que limpiamos. Té negro y un pañito de tela es todo lo que necesitas para dejar el vidrio brillando como nuevo.

 

2. Cabeza de la ducha:

En una bolsa plástica con vinagre introduce la cabeza de la ducha. Sigue limpiando y regresa a sacarla cuando ya hayas terminado el resto de la limpieza. Este truco es para eliminar toda la mugre que se acumula en los hoyitos que no alcanza ninguna herramienta de limpieza.

 

3. El WC:

Vinagre y bicarbonato de sodio. Si, así es, ya no es necesario el líquido azul, o buscar las mil y un formas para no tocar los “stickers” o lanzar las cápsulas en el WC. Con vinagre y bicarbonato de sodio no sólo el WC va a estar limpio y brillante, pero cada vez podrás usar menos químicos al limpiar el baño.

 

4. Llave del Baño

Esta parte del baño es la más fastidiosa pero porque tiene lugares que uno simplemente no llega. Pero con un poco de aceite para bebe en un pañito de tela ya no te tienes que preocupar.

 

5. Cepillo del WC

Esta herramienta es sin duda una de las razones más influyentes de los malos olores y bacterias del baño. Por eso lo importante es echarle desinfectante en su cápsula al dejar de usarlo, para reducir las posibilidades de gérmenes reproduciéndose.


¡TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR!